viernes, 29 de mayo de 2009

Tonino Carotone en la Trastienda


El jueves pasado Tonino Carotone se presentó en La Trastienda, de la mano de Ciao Mortali!, su último disco. Este cantante de origen vasco, vestido de smoking, con sombrero, bastón y puro en mano brindó un show a base de bolero, tango, reggae, flamenco y hasta una tarantela, que junto a la cadencia ibérica de su voz aguardentosa en canciones en español, italiano e inglés, crearon una burbuja espacial en pleno San Telmo.

Carotone, que visitó por tercera vez la Argentina, tocó con Piluka Aranguren en los coros, quien reversionó deliciosamente el clásico italiano “Parole, parole” de Mina y Alberto Lupo; y con el guitarrista Simone Spreafico, quien fue el productor de su nuevo trabajo. Asimismo, integraron su banda inestable los músicos de Onda Vaga, Satélite Kingston y Me darás mil hijos.

Con ese equipo, Carotone atravesó sus tres discos, gambeteó el agite del público y sumó varios goles de aplausos y baile popular de los presentes. “Si están contentos de escucharme, yo estoy contento de que me escuchen”, supo decir al principio del show.

Después del momento más caliente de la noche, cuando sonó “Me cago en el amor”, llegaron “Insumición” y “Carcelero”, de Los Huajalotes, banda a la que perteneció Tonino hasta su disolución en 1995. Y a continuación de un breve receso, a pedido del público la banda retornó al escenario para regalar auténticos bises al repetir "Il santo" y "De vuelta por Buenos Aires", poniendo así punto final a una noche de histrionismo, calidez y charme de sarcasmo impune y mirada lasciva que propone Carotone, como solo puede hacerlo un hombre de bigote mosquetero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario