martes, 7 de febrero de 2012

El desempleo juvenil triplica al de los adultos

En el día de ayer, la Organización de Naciones Unidas dio a conocer el último Informe sobre la Juventud Mundial en donde advierte los altos índices de desempleo que afectan a los jóvenes y los desafíos que deben sortear para encontrar trabajo decente.
Realizado por el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU y presentado en Nueva York, el documento señala que el desempleo en los jóvenes triplica el de los adultos y que son las mujeres quienes afrontan más dificultades que los varones, incluida la discriminación para ser elegidas para un puesto, además de que reciben salarios más bajos.
Según los datos recolectados en la investigación de Naciones Unidas, el índice mundial de desempleo juvenil durante 2010 se ubicó en el 12,6%, mientras que el adulto registró el 4,8%. Y se estima que unos 152 millones de jóvenes trabajadores viven en hogares por debajo de la línea de pobreza es decir, con ingresos de 1,25 dólares diarios, siendo parte del 24% del total de trabajadores pobres. Frente a esto, los jóvenes son los que mayoritariamente ocupan los segmentos de empleo informal, con salarios bajos, poca estabilidad laboral y la falta total de representación sindical.
El informe -que recopila comentarios a través de Internet de más de 1.100 jóvenes de todo el mundo- también da a conocer que son mayores los sectores de militantes juveniles que reclaman mayor participación en la vida política y económica de sus países, en busca de mejoras sociales. Sobre este tema, el secretario General de la ONU, Ban Ki-moon afirmó que "hoy en día tenemos la mayor generación de jóvenes de todos los tiempos y ellos reclaman por sus derechos y por tener un mayor nivel de opinión en la vida económica y política".
Asimismo, el texto señala que en países subdesarrollados, el desempleo también tiende a ser alto entre los jóvenes con mayor educación.
El desempleo juvenil tiene consecuencias tales como el retraso de la edad para abandonar la casa materna, casarse, tener hijos y así evitar el envejecimiento de la población que afecta el normal desarrollo de las sociedades.

Publicado en web CTA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario