miércoles, 8 de febrero de 2012

No al traspaso del programa “Vacaciones en la Escuela”

Trabajadores del Programa de educación “Vacaciones en la Escuela” se manifestaron en la sede del Ministerio de Educación porteño el pasado jueves 2 de febrero. Allí entregaron un petitorio en el que reclaman que el programa no sea pasado a la órbita del área de Deportes.
En ese sentido, desde el Sindicato de Guardavidas de Buenos Aires (SIGUBA-CTA) emitieron un comunicado la semana pasada, en donde rechazan la iniciativa del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires porque genera “la pérdida masiva de fuentes de trabajo docente y no docente y por dejar en manos inexpertas y carentes de toda profesionalidad un programa que resulta ser un pilar fundamental de la estructura social de la Ciudad, bajo el que se resguardan miles de niños”.
Luego del conflicto provocado durante el año 2011 por el Gobierno porteño, al impulsar la eliminación de las Juntas de Clasificación docente, este sería otro ataque contra la Educación Pública. El Programa Vacaciones en la Escuela beneficia a unos 15.000 niños, niñas y jóvenes que pasan sus vacaciones acompañados por docentes de educación física, música y plástica.
El SIGUBA sostiene que desde el año 2008, al programa se le quitó una semana de funcionamiento: “De 6 semanas de duración de la propuesta, se pasó a 5 semanas de actividad. También disminuyeró la cantidad de sedes en funcionamiento: de 190 escuelas abiertas en el año 2007, se cerraron
paulatinamente más del 40% de las escuelas, permaneciendo en la actualidad un total de 109
sedes”.
“La oferta cultural también ha sido afectada, han sido retirados los docentes talleristas de disciplinas específicas y cercenados los espectáculos gratuitos para los niños, niñas y jóvenes que asisten diariamente al programa. Se han acabado los campamentos y viajes educativos a los centros de Chapadmalal y Embalse, y se evidencian muchos otros recortes presupuestarios en
materiales didácticos, transporte y alimentación. Todos estos datos nos permiten observar cual es el carácter de este gobierno. La política educativa que promueve el macrismo esta signada por un fuerte ajuste de la Educación Pública, en desmedro de una oferta de calidad para las familias que no pueden acceder a una oferta recreativa y educativa rentada durante los recesos escolares”, afirman en el texto, firmado por su secretario gremial Guillermo Ormachea.
 
Publicado en web CTA .

No hay comentarios:

Publicar un comentario