miércoles, 3 de julio de 2013

AMMAR presentó su Ley en el Senado de la Nación

La Asociación de Mujeres Meretrices de la Argentina (AMMAR) presentó ayer en el Senado de La Nación la ley para regular el Trabajo Sexual Autónomo. La lucha de más de 20 años de la organización empezó a mostrar sus frutos incipientes.
Asistieron a ese momento histórico para AMMAR referentes de las provincias de Entre Ríos, Santiago del Estero, Mendoza, Buenos Aires, Capital, Neuquen, y Santa Fé. Reunidas en el despacho del senador por "Espacio Democrático para la Victoria" del partido de Tierra del Fuego, Osvaldo López, junto a su abogado, el abogado de AMMAR, Gastón Fingerman, terminaron de darle forma definitiva al proyecto de ley que se presentó en la Cámara de Senadores.
Al respecto, Georgina Orellano, referente de AMMAR Nacional, sostuvo que esta ley de trabajo sexual autónomo, fue trabajada como organización “desde hace dos años” y que “nació como un borrador hecho por nosotras y nuestro abogado, que después tomó forma a través de mesas de trabajo en las provincias en las que AMMAR tiene filiales, con el apoyo y la ayuda de muchos tomadores de decisiones del área de la salud, legisladores, senadores. En una de estas mesas hasta nos acompañó el Juez de la Corte Suprema Eugenio Zaffaroni”.
Orellano celebra que, una vez terminado el texto, pudieron “encontrar un senador que se anime a presentarla, tratándose de un tema complejo pero muy conocido, porque hace dos años también se vienen dictando leyes antitrata, decretos municipales, además de la ley de Trata que se aprobó en diciembre del año pasado, que hacen que se confunda lo que es trata con trabajo sexual y proxenetismo”.
Para esta joven dirigente de AMMAR, es necesario que “el Estado legisle una ley clara, que pueda separar lo que es delito de lo que es una actividad lícita. Además, es una ley pensada para darnos un marco legal para poder trabajar en mejores condiciones laborales y con todos los derechos y deberes que tiene cualquier trabajador y trabajadora. Por ejemplo, tener jubilación, una obra social que la podamos extender a nuestros hijos, acceder a créditos para vivienda. Para nosotras el trabajo sexual es nuestro trabajo. Somos mayores de edad, ofrecemos un servicio a través de una remuneración económica, somos autónomas, elegimos nuestros días y horarios de trabajo, tenemos diferentes modalidades de trabajo, compañeras que trabajan en la calle y compañeras que conformaron cooperativas de trabajo sexual, que a través de la organización lograron desprenderse de la figura del proxeneta, aquel tercero o tercera que se quedaba con un porcentaje de lo que ella generaba con su cuerpo. Y necesitamos un marco legal para que las compañeras puedan habilitar una cooperativa de trabajo sexual y que el ente que nos regule y verifique el lugar no sea la Policía sino que sea el Ministerio de Trabajo”.
Elena Reynaga, fundadora de AMMAR, ex secretaria general y actual asesora, que además es integrante de la Mesa Nacional de la CTA también estaba allí. Y sobre esta presentación agregó: “Este es un día histórico para nosotras, para AMMAR. Las Trabajadoras sexuales necesitamos esta ley para salir de la clandestinidad y tener derechos como tienen todos los otros trabajadores de nuestro país. Hay provincias donde están hostigando a las compañeras, llevándolas detenidas. De ellas, muchas son jefas de hogar que sostienen la familia. También, y lamentablemente, se ha generado otra red más de delincuentes, con las inmobiliarias que en vez de cobrarles los 2000 pesos que vale un departamento, les cobran de 6000 a 10.000 pesos. Como también está la policía que todos los viernes va a cobrarle a las compañeras. Por eso, queremos tener un marco legal para defender nuestros derechos”.
En el interior del país las problematicas de las trabajadoras sexuales son similares. Fátima Olivares, referente de la filial Mendoza da cuenta de eso: “En Mendoza enfrentamos los allanamientos. Hay chicas a las que les cerraron el departamento en el que estaban como cooperativa, les llevaron computadoras, celulares, dinero y documentación de AMMAR”.
Por su parte, el senador fueguino Osvaldo López, añade que esta presentación “esta es la culminación de un proceso largo, caminado en conjunto con AMMAR con quienes tenemos en común nuestra pertenencia a la Central de Trabajadores de la Argentina. En esta propuesta, sintetizamos intercambios, estudios, charlas y debates en todo el país y la presentamos al Senado: un marco legal y regulatorio del trabajo sexual autónomo para las compañeras y compañeros que ejercen de manera voluntaria y libre este oficio. Y que así puedan ser dignificadas como seres humanos y como trabajadores, al mismo tiempo diferenciarlo de la trata y el proxenetismo. Estas trabajadoras muchas veces son perseguidas, simulando una lucha contra la trata y el proxenetismo”.
Para López, este hecho se trata de una culminación de una etapa: “ahora viene una nueva parte, que tiene que ver con profundizar el debate, con implicancia institucional a nivel parlamentario, apoyarlo y apuntalarlo desde la concientización y la difusión, fortaleciendo el consenso social que va habiendo hacia la ampliación de derechos, que pueda tener un impacto en el debate hacia el interior del parlamento, que se puedan plantear las dudas y los aportes de todos los sectores políticos y que pueda ser sometido a votación y convertido a ley”.

Publicado en web CTA. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario