miércoles, 23 de octubre de 2013

Eduardo López: “El Gobierno porteño debe entender que es complejo elegir a dónde van a estudiar nuestros hijos”

La Unión de Trabajadores de la Educación (UTE-CTERA) se encuentra en estado de alerta, movilizada por una iniciativa del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, quien decidió que a partir de noviembre próximo, las inscripciones para los niveles inicial primario y secundario se hagan exclusivamente de manera online. Entrevista con el secretario general de UTE, Eduardo López.
Desde el gremio se manifestaron contra esta medida, por tratarse de una iniciativa excluyente y porque el carácter arbitrario del criterio con el cual se decide a qué escuela mandará una familia a sus hijos. En ese sentido, López explica: “El gobierno de la Ciudad de Buenos Aires decidió que la única forma de inscribir a nuestro hijo en las escuelas públicas de la ciudad sea de manera online por internet. Frente a eso, nosotros decimos que es una buena opción pero que no debe ser la única”.
¿Qué características tiene esta inscripción online?
Actualmente uno va a una escuela que eligió para sus hijos y los docentes tienen que decir que vaya a su casa, entre en la página web del Gobierno de la Ciudad, que le va a dar cinco opciones para elegir y luego le va a llegar un mail del Gobierno de la Ciudad, que puede respetar esa primer opción o darle la quinta. Con lo cual, deja de existir la primera opción para las escuelas como hasta ahora. El derecho a elegir va a ser sólo para quienes envíen a sus hijos a una escuela privada con subsidio del estado.
¿Qué variables se tienen en cuenta para que una computadora designe una escuela?
Según dicen ellos con variables reglamentadas. La cercanía a la escuela, por ejemplo. Pero yo mando a mi hija a una escuela lejana a mi casa, porque quiero que sea maestra y la mando al Nomal Mariano Acosta del barrio de Once, cuando yo vivo en Parque Chacabuco. Eso no se respeta más. Si yo pusiera los datos de mi hija, la máquina la mandaría a una escuela secundaria de Parque Chacabuco, que hay muy buenas, pero no es la elección familiar. Lo mismo pasa con aquellos que mandan a sus hijos a escuelas cercanas al trabajo o a las casas de las abuelas. O familias con mellizos, que no quieren que vayan a la misma escuela para que tengan identidad propia. La máquina los va a mandar a la misma escuela. O familias ensambladas con hermanos con distinto apellido y la máquina los va a mandar a distintas escuelas. O si los chicos hicieron el jardín, los padres se pusieron de acuerdo y quieren que los chicos vayan a la misma escuela. Existen mil abordajes. El derecho de las familias amparado por la Ley de Educación se pierde y la elección va a ser por medio de una computadora.
Frente a esto, ¿qué acciones está llevando adelante UTE?
Nosotros estamos siendo facilitadores de la reunión de los padres y junto a ellos vamos a ir a la Defensoría de la Ciudad y a la Justicia, porque la Ley de Educación Nacional es muy clara y respeta y le da espacio a la decisión de las familias para decidir la orientación educativa de sus hijos. El Gobierno de la Ciudad debe entender que es complejo elegir a dónde van a estudiar nuestros hijos en los próximos siete años. Para hacer algo mucho más fácil como es pagar una boleta de luz, hay tres opciones. Para elegir la educación de tus hijos, no.
Además, deja afuera a todas aquellas familias que no tengan internet en sus casas, como los casos de chicos criados por sus abuelos.
Sí, dejan afuera a las familias que no manejan herramientas informáticas. Además, por ejemplo yo doy clases en Soldati a la noche y vienen mamás a inscribir a sus chicos en el primer año del secundario y cuando les contamos qué tienen que hacer, se van. Algunos no vuelven más y otros van a la Parroquial de enfrente. Que no está mal que vayan a la escuela parroquial, si es la primera opción. Lo que está mal es que vayan a la Parroquial si es que no pueden entrar a la que eligieron, que era la estatal.
 
Publicado en web CTA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario