jueves, 27 de febrero de 2014

Docentes rechazaron la propuesta salarial del Gobierno porteño

En la tarde del miércoles 26 la Unión de Trabajadores de la Educación concurrió a la Mesa Laboral y Salarial convocada por el Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires y rechazó la propuesta del Ministro Bullrich de un aumento salarial del 25% con una suma en negro. Entrevista con Eduardo López, secretario general de UTE.
En diálogo con Radio Central Eduardo López señaló que UTE rechazó la propuesta del Gobierno Porteño “porque fue del 25%, superior al 22 que nos habían ofrecido hace dos semanas, pero inferior al 30% que nosotros estamos reclamando. La rechazamos y estamos en estado de alerta, porque la propuesta del 25% en la Ciudad es muy inferior a lo que ofreció el gobierno de Santa Fe o Córdoba, que son provincias con un producto bruto interna per cápita similar al de la Ciudad de Buenos Aires, entonces no entendemos por qué los docentes de la Ciudad, la jurisdicción más rica del país, tenemos que aceptar uno de los aumentos más bajos que han ofrecido”.
Al mismo tiempo, López sostuvo que le exigen al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que convoque a continuar la discusión salarial en el transcurso del día de hoy, jueves 27.
Por otra parte, durante todo el verano se mantuvo el conflicto con el Gobierno porteño, con respecto a las inscripciones online y a esta modalidad de aulas-container que UTE estuvo rechazando. En ese sentido, López sostuvo: “El Gobierno de la Ciudad tiene un relato que es que gracias a la inscripción online se anotó mucha gente y eso hizo que tengan que comprar aulas-container. Nada más lejos. En realidad no es que sobran chicos producto de facilitarles la inscripción, sino que falta presupuesto y que cerraron cursos y grados, entonces los mismos chicos no entran.
Luego López agregó: “Todos recordarán que hace dos años el Gobierno de la Ciudad cerró 221 grados y ahora compró 31 aulas-container. Entran más chicos en 221 grados que en 30 aulas-container. Entonces, lo que está pasando es que están ajustado y que ese ajuste implica que no todos puedan tener una vacante en la escuela pública. Nosotros estamos acompañando el reclamo de los padres para que ningún niño se quede sin vacante, para que no haya aulas precarizadas y, fundamentalmente, para solucionarlo, que sería aumentando el presupuesto, mejorando la inscripción, volviendo a que sea a través de los supervisores”.
“Este sistema -subrayó el dirigente- generó chicos sin escuelas y, a cinco cuadras, escuelas sin chicos, porque el sistema no ofertó todas las escuelas. Y había esto, como había menos escuelas en el sistema, todos se anotaban en las pocas que estaban y en otras no se anotó nadie, porque si vas personalmente, tampoco los podés anotar. Así que los maestros y los padres hicimos un sitio en Facebook que se llama Vacantes Disponibles, estamos explicándole a los padres que si bien no hay vacantes en alguna escuela, a pocas cuadras hay otra. También estamos relevando edificios ociosos productos de herencias vacantes, que pueden servir por sobre las aulas-container, que son de muchísima mejor calidad, y habilitarse inmediatamente para dar clase, como el edificio de Manuel García, que es una escuela abandonada, que simplemente hay que limpiarla y así se puede habilitar para dar clase”.
En ese marco, en la tarde del miércoles 26, UTE se movilizó a la Legislatura porteña, donde hubo una sesión extraordinaria para tratar el problema de la falta de vacantes en escuelas públicas de la ciudad. Allí, UTE y un nutrido grupo de familias de la comunidad educativa se manifestaron para exigir que el macrismo garantice la igualdad de oportunidades y el ejercicio pleno de los derechos sociales en la Ciudad de Buenos Aires”.
Actualización
En la tarde del jueves 27, la UTE concurrió a la Mesa Laboral y Salarial convocada por el Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires y volvió a rechazar la propuesta del Ministro Bullrich.
Desde el Ministerio ofrecieron un aumento del 30% al básico lo que representa un 21% de bolsillo. Esto significa que realizó una propuesta con el mismo monto que ayer pero con otra distribución.
La UTE reclama que el aumento del 30% sea de bolsillo y no al básico. Además, se pidió una cláusula de monitoreo del nivel de precios para que no se deprecie el salario y que el monto acordado se pague en su totalidad antes del 1º semestre del año.
 
Publicado en web CTA. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario